Archivo de la etiqueta: involución

capitalismo verde

Estas últimas semanas habréis notado ese suave calorcito que se cuela por las ventanas. Unas vacaciones en el infierno. Un infierno que la humanidad se ha ido preparando a conciencia, se diría que intencionadamente, si bien la estupidez es también un factor determinante en el devenir de la civilización humana. Lo llamamos Cambio Climático, pero consiste en la destrucción de nuestro entorno ecológico.

Los últimos 3 siglos, los del capitalismo, han sido determinantes en el proceso. No es que antes no hubiese desastres ecológicos por la acción humana, el mono sin pelo tiene de siempre tendencias destructivas con su entorno (hay por ahí ciudades que se sabe fueron abandonadas por la destrucción de su entorno natural). Pero es que ahora el puñetero mono aplica esas tendencias destructivas sobre el total del globo terráqueo (nuestra única casa) y a una velocidad que hasta él mismo se está asustando. Empezamos a notar los efectos en forma de temperatura extremas, incendios, inundaciones…y no va a parar, al menos no de manera inmediata.

Desde las autoridades de medio mundo (el otro medio andan liados con otras actividades humanas, como guerras, saqueos y demás) nos proponen un “capitalismo verde”, coche eléctrico, paneles solares…y a seguir con lo mismo, mientras financiamos viajes a Marte o escapadas a la estratosfera para multimillonarios (en serio, no hace falta que vuelvan).

No funcionará, nuestro modelo económico/social es, fundamentalmente, depredador, destructivo y violento. Lo lleva en su ADN. Nunca va a parar la máquina destructiva; en este modelo estamos todos, todas, condenados. “Capitalismo Verde” suena a “genocidio humanitario”, que cualquier día te lo proponen para explicar algunos acontecimientos presentes o pasados (un momento, ya hay historiadores, o lo que sea, que hablan de Hernán Cortés como el “libertador de México”, en fin…).

Hace falta un imposible cambio social hacia modelos más humanitarios, cercanos y equitativos que pusiera la vida por encima del beneficio. Con lo que tenemos ahora nos espera un mundo inundado, caliente y sin árboles bajo los que cobijarnos. Hormigón, acero y mierda. Un futuro esplendoroso.