Archivo de la etiqueta: feminismo

¿Por qué un día para la lucha de las mujeres?

Siempre que se acerca el 8 de marzo comienza la discusión de por qué hay un día dedicado a las mujeres y no a los hombres y desde hace unos años ese día era considerado festivo en el sentido de que a las mujeres se les regalaba flores, los jefes les invitaba a tomar una cerveza,.. El debate ya no es si es el día de la mujer o la mujer trabajadora que era otro de los debates recurrentes. Desde hace dos años el debate gira en torno al feminismo, entorno a la huelga por fin se usa ese día para visibilizar y luchar por los derechos de la mujer para reclamar que al menos por un día la mujer sea el centro. La mujer en todas sus facetas, sus trabajos,… La huelga es un instrumento de lucha y en el pasado un instrumento de cambio, bien es verdad, que es un instrumento que se ha ido perdiendo como lucha y se ha quedado más bien en un espacio de visibilizarían y reivindicación.

A principios de marzo volvimos a escuchar, curiosamente son los hombres los que ocupan la mayoría de los debates, que no es necesaria una huelga, que el feminismo ya está superado porque hay plena igualdad, que automáticamente si te consideras feminista para muchos comienzan a diferenciar entre feminista buena y feminazi, o la última incorporación al debate del “feminismo liberal” en el que cabe vientres de alquiler y regulación de la prostitución.

Y el feminismo en el anarquismo? El feminismo es algo intrínseco al anarquismo porque ante todo luchamos por la igualdad en todos sus ámbitos empezando por la igualdad entre hombres y mujeres. Sin embargo, como ocurre en otros ámbitos si en el tema de concienciación y de militancia en el tema de los cuidados no está tan extendido y eso origina que las mujeres terminen teniendo una militancia de segunda porque no disponen del tiempo suficiente para poder participar, tampoco se dan facilidades para que las compañeras puedan participar en igualdad de condiciones junto con los hombres. Ya Kropotkin defendía que las máquinas nos liberarían de las tareas del hogar y sobre todo si eran comunitarias serían superadas mucho mejor. Pero esto se ha quedado en el imaginario porque en la práctica son hombres los que ocupan el espacio público y físico dentro del anarquismo y las mujeres que destacan toman las maneras de los hombres, es decir, imponer a base de chillar más, de intentar ser la más de todo.

Este 8M volvimos a salir a la calle para visibilizar a las mujeres ocupando al menos por un día el espacio público, se mirara a donde se mirara en las calles se veían mayoritariamente a las mujeres sin diferencias de edades, de razas, de culturas, incluso sin diferencia de clase porque la invisibilización y la opresión nos afecta a todas aunque la forma se oprimir se adapte a la clase al final la opresión tiene la misma raíz: por ser mujer.

Hay que visibilizar sobre todo en los barrios porque al final la lucha es la diaria, la del barrio también para reconocernos entre nosotras, apoyarnos visibilizarnos, intercambiar aunque sea sólo miradas de lucha, de complicidad, de solidaridad entre mujeres porque el fin del 8M es llegar a no tener que existir porque seamos iguales, que podamos eliminar todas las construcciones culturales entorno al género, al sexo que determinan el comportamiento de las mujeres, porque un día el patriarcado se destruirá y ese día no habrá 8M porque el 8M tiene que ser todos los días para conseguir eso la destrucción del patriarcado y la igualdad total entre mujeres y hombres. Estos días oiremos a muchos hombres opinar, teorizar,… sobre la necesidad o no de un 8M de si está o no superado el feminismo,… pero recordad son hombres ellos no han sufrido ni sufrirán la opresión como las mujeres. Cada vez más las mujeres tienen que ser visibles en todos los ámbitos para poder conseguir su cuota de protagonismo porque si ahora no sucede no es porque seamos inferiores o peores que los hombres es que sistemáticamente se nos impide ocupar ese espacio público. Necesitamos visibilizar para que nuestras niñas tengan modelos de mujeres en todos los ámbitos y también nuestros niños para que las únicas diferencias sean de carácter, de gustos,… Pero que el género o el sexo no determinen tu carácter.

El feminismo no se trata de hacer más fuertes a las mujeres. Las mujeres ya son fuertes. Es sobre cambiar la forma en que el mundo percibe esa fuerza.” (G. D. Anderson)

Seamos visibles, ocupemos el espacio público porque nosotras somos la mitad de la sociedad y somos iguales a la otra mitad.

DESCUBRIENDO ESCRITORAS

Estamos en tiempos de regalos y qué mejor que un libro para que la persona que lo reciba pueda encontrar un mundo nuevo.

Los libros deberían ser asexuales, es decir, un libro es un libro ya sea escrito por un hombre o una mujer. Un libro es para ser leído, disfrutado, manoseado, imaginado,… por toda aquella persona que lo encuentre y lo lea. Los libros acompañan, enseñan, hacer soñar, muestran otras vidas o todas las vidas.

Pero si esto es así ¿por qué cuesta tanto atribuirles ciertas obras a mujeres escritoras? ¿ Por qué se busca la excusa del género literario para atribuirles autorías diferenciadas por género hombre/ mujer? ¿Por qué cuándo destacamos un libro escrito por una mujer se acude a su única o mejor creación y cuando es a un hombre es otra de sus obras maestras?

Es obligación de todas y todos reivindicar a las autoras, dar visibilidad a las mujeres autoras que las editoriales no tengan que poner las iniciales porque una mujer no puede escribir ficción a la altura de los hombres ( J.K. Rowling y un largo etc.) Ya no usan seudónimos masculinos (George Sand pseudónimo de: Amantine Lucile Aurore Dupin ) para poder publicar pero se sigue marginando en función de que sectores y no reconociendo que las mujeres no escriben para mujeres escriben para personas.

Además de rescatar del olvido a todas aquellas mujeres que a lo largo de la historia han escrito obras en los distintos géneros literarios.

Nos gustaría fijar la atención en dos autoras que este grupo ha trabajado en sus grupos de lectura: Mary Shelley (Frankestein) y U. K. Leguin ( Los desposeidos y La mano izquierda de la oscuridad).

Respecto a la primera cabe preguntarnos que si el autor hubiera sido masculino no se resumiría a una historia de miedo escrita en una noche de tormenta sino que hubiera tenido sesudos estudios de que se quería contar en cada línea con tientes científicos y filosóficos. Es ahora 200 años después cuando se está empezando a desgranar la obra para encontrar ideas terriblemente modernas que adelantó Shelley en 1818.

La segunda, Úrsula K. Leguin tuvo algo más suerte porque ha ganado y ha sido reconocida en en la genialidad de sus obras y en un género en el que se destaca las obras de los hombres pero no tanto de las mujeres, cuando hay autoras no sólo a la altura sino más alto que muchos hombres. Todo esto no le valió a Úrsula en sus comienzos cuando lo único visible era su apellido precedido de sus iniciales para esconder el Úrsula.

Estos son solo dos ejemplos, pero hay multitud, al igual que debemos preguntarnos por qué se estudian épocas completas sin mencionar a ninguna autora (Generación del ´27 en España). Es hora de abrir visillos que han estado ocultando a tantas y tantas mujeres o detrás de sus parejas o cayendo en el olvido en una caja.

No sigamos la corriente y paremonos a pensar qué nos quieren inculcar desde pequeñas, cuando nos recomiendan unas lecturas y no otras. Porque como empecé diciendo, los libros son asexuales, son historias listas para que alguien las encuentre, pero eso será cuando las mujeres tengan el mismo protagonismo que los hombres en la literatura. Mientras tanto tendremos que luchar por reivindicar a las mujeres escritoras.

Para profundizar en este tema:

https://ctxt.es/es/20181226/Culturas/23440/literatura-mujeres-igualdad-nerea-balinot.htm

8M

¡¡8M La mujer nueva está hablando para todas. Gritemos para que se oiga su voz!!

Hoy se escribirá mucho, se opinará, … sobre la MUJER y sus reivindicaciones. Hoy la mujer es la protagonista, el centro, por lo que nuestro colectivo prefiere dar la palabra a la realidad. Y la realidad, hoy más que otros 8 de marzo está en la calle y en la huelga, haciendo visible aquello por lo que luchamos todos los días: un mundo libre de machismo destruyendo al sistema patriarcal. Destruir para construir desde el feminismo, desde la igualdad absoluta.

Hoy más que nunca nos vemos en las calles mujeres y hombres luchando por el feminismo.

Mañana volveremos a debatir, analizar, leer,… en fin, a hacer un trabajo más personal, hoy es para formar una voz común :

DIA DE LUCHA FEMINISTA

Mujer, trabajo y explotación II. Nueva Proyección y debate

Nueva cita  en torno a la mujer y el mundo del trabajo, que como en la vez anterior estará compuesto por una breve serie de proyecciones a modo de introducción y un debate continuación del realizado el día 12 de noviembre.