Archivo de la etiqueta: Destacado

8 DE MARZO

Todos los días son nuestros, son nuestras luchas, nuestros esfuerzos y sobre todo nuestras sonrisas. Hoy se hace visible nuestras reivindicaciones y nuestros conflictos, pero están presentes los 365 días del año.
Hoy solo quiero recordar lo bella que eres,  lo que damos al mundo y lo que tenemos que pelear para que nos respeten, nos valoren y no nos maten, violen y acosen.
Hoy y siempre somos  mujeres que afrontamos la lucha con fuerza, que tenemos que darnos la mano en este camino que se llama Patriarcado para avanzar, pelear y hacernos oír. Que en este camino de lucha entramos todxs, que la revolución de pensamiento y vida tiene que ser con la solidaridad, fraternidad y apoyo de ti también. No nos mires solamente, no nos escuches sin más, únete y pelea con nosotras.

Seamos hoy  y siempre fuertes, luchadoras y SUPERVIVIENTES.
Que nuestras manos, nuestro apoyo mutuo derribe los muros del machismo y del capitalismo.
Seamos MUJERES LIBRES!
NOS VEMOS EN LAS CALLES.

Si me pega me da igual, es lo normal

 Si me pega me da igual, es natural*…

Violencia terrorista, violencia de clase, violencia televisiva, violencia estatal,… Hay muchas formas de violencia aunque todas ellas provocan un rechazo absoluto y normalmente una reacción no solo por parte del sector que la recibe sino que también se une parte de la sociedad, se considera que ser bueno es no usar o justificar la violencia.

Esto pasa siempre ante un caso de violencia excepto cuando la violencia es machista aquí empiezan a surgir justificaciones, presunciones, a tranquilizar a la población afirmando que es un caso aislado, a informar sobre la nacionalidad o edad de los violentos-asesinos como si ser de un país u otro pudiera explicar una predisposición a ser violento con tu pareja o no. Esto además en el mejor de los casos, es decir, violencia machista entre parejas heterosexuales porque entre parejas homosexuales se invisibiliza con el silencio absoluto y ya se sabe que de lo que no se habla no existe. En el caso de la violencia machista desde determinados ámbitos de la sociedad (mass media, Estado, etc) se intenta culpar a sectores minoritarios, con baja formación, etc.  como causantes de esta violencia con la intención de exculpar al sistema haciéndolos aparecer como casos aislados.

Violencia machista es la que se ejerce sobre la pareja por tener una parte de ella un perfil de dominación, de posesión de la pareja, de superioridad, de control, de anulación de la otra parte, en fin de autoritarismo y control, de chantaje emocional y sobre todo de considerar que una pareja es “algo” que es de tu propiedad por lo que se justifica cualquier acto de vejación, incluso el uso de la fuerza “porque es esa persona quién se lo ha buscado”. Esta línea argumental no solo es la del agresor sino también del entorno o incluso de la sociedad (incluso algunas mujeres lo justifican).


Podemos pensar que muchos de los comportamientos machistas vienen del franquismo, cosa que comparto, ya que nunca se habla del atraso y control que se realizó sobre la mujer tras la guerra civil. No queremos en esta entrada remontarnos al 36, estamos en 2016 y tenemos que luchar, si luchar y empezar a defendernos, a atacar si te sientes atacada, no rendirse sin luchar. Hay que demostrar con acciones, palabras, y hechos que las mujeres no somos débiles. Que la vida o estancia en pareja no es un acto de un dominador y un dominado sino de iguales, iguales en todo y parar todo. Sin asumir ningún tipo de justificación ante un acto de violencia machista ya sea física o verbal. No podemos permitir que muera una mujer más no podemos mirar hacia otro lado, hay que evitar llegar a una situación en la que alguien pueda pensar que el control, la dominación, la obsesión,… Son cosas románticas no indicadores de que cuando se decide romper ese lazo sentimental probablemente se desate una violencia extrema sobre la persona.

Se sigue considerando la violencia machista como violencia doméstica cuando esta violencia tiene que salir al exterior, tiene que visibilizarse y ante el incremento de los casos hay que reaccionar. No valen campañas que son palabras que duran lo que dura un suspiro. No se puede defender unas ideas y después escuchar música que promueve el machismo. No se puede ser independiente y con la justificación del amor pasar a depender de los deseos de la pareja. No se puede ser libres si no somos conscientes de ello. Somos libres y que nos unamos entre dos, tres o lo que sea la práctica afectiva de cada uno  no nos pueda quitar nuestra libertad.

Nos sentiremos agredidas y agredidos en el momento en que en una relación afectiva, sexual,… nos sintamos mal, nos sintamos que lo que está sucediendo no es aquello que nosotras queremos, nos hayan obligado o no a realizarlo. A veces es peor la presión afectiva que la física para controlar a una persona.

Somos libres y no basta con decirlo hay que demostrarlo saliendo a la calle y gritando que dominación y violencia no es algo propio de una unión entre personas. Hay que erradicarlo de las relaciones afectivas. Nos tenemos que defender primero siendo mujeres fuertes e independientes y después usando una respuesta a la medida de las agresiones empleadas, es decir, que no nos tiemble el pulso a ninguna al ser violentas tanto verbal como físicamente contra cualquiera que nos ataque.

No somos muñecas, somos personas y si para conservar nuestra libertad tenemos que demostrar que nadie nos puede hacer daño habrá que hacerlo.

* Estribillo de una canción de Sara Montiel donde se normaliza el machismo.

una película de ficción y mentiras

Parece que esta semana se acaba la película de ficción y mentiras que llevan meses trasmitiendo en nuestras vidas cotidianas.

Ahora empezamos con la de terror (un mal terror). Este sábado se formará gobierno. Y mientras tanto ¿qué estamos haciendo? ¿Qué hemos hecho para llegar hasta aquí? Si, hace unos días se llenaron las calles de personas protestando por las reválidas.

El sábado se hará otra mani tipo…rodea el congreso… Pero… ¿qué se ha hecho hasta hoy? ¿Por qué hemos llegado a esta mierda?
En mi opinión porque se sigue creyendo en esta democracia de libertad por ir a  votar (me da igual al partido), porque se sigue delegando nuestras vidas a un sistema capitalista, superficial y conformista.

Pensamos que por cambiar de actores, la película será diferente o mejorará, lo que no estamos viendo es que el escenario y el contenido es el mismo. Una ficción casposa y retrógrada,con actores sin formación y ansiosxs de poder.

Igual lo que hay que plantearse seriamente, es buscar cine de buena calidad, y darse cuenta que en esta sociedad capitalista, clasista e inhumana no vale solo con votar cada cuatro años y aguantar lo que nos echen. Es triste ver la crisis en que estamos metidos (que nos han metido) y ver las calles vacías de gente, de lucha, de rebeldía.

Es indignante ver todos los días noticias de políticos corruptos, mentirosos e incompetentes… y que a pesar de eso siguen saliendo reelegidxs o se sigue manteniendo a esos partidos políticos que solo buscan fama, pasta y mantenerse en el poder.
Y me sigo preguntando,

¿Qué hacemos mientras tanto?

Me considero una persona optimista y luchadora… pero cuando veo que ahí fuera va ganando el capitalismo me entra un poco la desesperanza… empieza a calar el miedo de esta película de mal terror, y ¿por qué? Porque estamos dormidas. No queremos ver lo que nos rodea, las marionetas que quieren que seamos, porque quitarnos esa venda de conformismo casi da más miedo, porque solo se busca esa calidad de vida que pensábamos que teníamos y que nunca volverá. Porque la dignidad se pierde en estos trabajos de mierda que tenemos, porque las palabras compañerismo, lucha y libertad han perdido su sentido y significado.


Vivimos en  una sociedad resignada, educada para asumir y no pelear. Educada en el miedo y en las mentiras. En pensar que es mejor valorar por lo que se tiene y no por lo que se es. Porque se vive en un individualismo absoluto y no en un colectivo, porque nos da miedo sentir. Porque nos educan en el MIEDO. Herramienta increíble para tener el control.

Me considero anarquista, por lo que este sistema de partidos, estado y democracia no me lo creo, y me entristece ver que cuestionan más esa vida libre y libertaria que a un sistema podrido. Con esto no quiero dar lecciones a nadie, solo quiero entender y saber porque no nos movemos, avanzamos y sobre todo cuestionamos este sistema. Sistema que nos ahoga cada vez más y nos hace caminar como  borregos. Porque solo se queda en la crítica a la forma y no al contenido.

Tenemos que creernos que hay que luchar para cambiar este sistema desde la base, que pelear día a día dará sus resultados y hacerlo por nosotrxs mismos, poco a poco, y no esperar a que nos dirijan, nos lleven y nos den las soluciones.


¿En serio nos creemos que van a dejarnos decidir cuestiones de nuestras vidas? ¿Qué nos van a dejar ser libres? ¿Qué podemos autogestionarnos en tiempo, ideas, pensamientos…? Sería la muerte de ellos mismos. De su poder.

Por eso creo que hay que dejar de ver películas que nos impongan y empecemos hacer las nuestras. Siendo nosotrxs los actores y eligiendo la temática que queremos y nos gusta.

Por eso a pesar de la tristeza, rabia e indignación que tengo hoy seguiré luchando, moviéndome siempre con una sonrisa sin decaer y sin perder los ánimos.

Hoy más que nunca quiero esa anarquía bella en la que creo.