Resistencia continua contra muestras cotidianas de sexismo, machismo y patriarcado

Año tras año se sigue conmemorando el 8 de marzo como el día de la mujer, día donde se visibiliza los problemas de las mujeres en la sociedad actual, pero dejando atrás el análisis y el problema real que es el PATRIARCADO.

Este afecta todos los días y meses del año y se manifiesta de muy diferentes maneras.

Las formas más visibles y tratadas, aunque sea de una manera machista y sexista, como es la violencia de género, tratado desde los medios de comunicación, donde se reduce esa violencia a un vínculo emocional de pareja( por supuesto, siempre heterosexual) y siempre en la forma más violenta que es el asesinato, dejando al margen toda violencia existente que existe en las desigualdades laborales, sociales y emocionales.

Dejando sin analizar esas formas más sutiles del patriarcado como es una educación sexista que recibimos desde el nacimiento hasta el día que dejamos de existir. Siendo esta educación trasmitida desde todos los frentes que nos rodean en la vida diaria , como el mismo sistema educativo planteado en esta sociedad capitalista, en los trabajos con las distintas capas jerárquicas, en los trabajos informales, en las familias…

Existen distintas líneas de control que se asumen y se normalizan, sobre todo desde la adolescencia, sintiéndolo como algo natural y permitido como es la invasión a la intimidad de la persona y las agresiones sexuales y sexista como control y el poder de un individuo sobre otro.

Tiene que haber una lucha y una visibilización constante de cualquier manifestación SEXISTA, MACHISTA Y PATRIARCAL, todos los días y en cada momento, no sólo en un día que se esta calificando como de “fiesta”, ya que no hay nada que celebrar.

Desde nuestro grupo de afinidad llamamos a esa RESISTENCIA continua, a ese aprendizaje desde todos las edades(jóvenes, adultos, niños y niñas, adolescentes, hombre y mujeres) para poder crear una sociedad sin Patriarcado y sin esas desigualdades.

Por ello, organicémonos, hagámoslo una forma de vida, día a día, con nuestros compañeros y compañeras, en nuestra casa, en nuestro lugar de trabajo, en las calles… Trabajemos porque la mujer pueda ser ella misma sin ser juzgada, tomar sus propias decisiones y tener las mismas oportunidades; y trabajemos también para concienciar a las personas en el respeto a la mujer y denunciar desde el maltrato físico y el psicológico hasta la violencia del lenguaje, de los medios de comunicación y la publicidad que nos presentan a una mujer débil, dependiente y como simple objeto sexual.

Compañeras luchemos aquí y allí, dentro y fuera de nosotras mismas, y

SEAMOS LIBRES.

NOS VEMOS EN LAS CALLES, EN LAS CASAS, EN LOS TRABAJOS Y EN LA EDUCACIÓN

foto manifestación mujeres

Italian women at a labor protest in the 1970s. Tano D’Amico

Mujeres italianas en una protesta laboral en los años 70.