Frankestein o el moderno Prometeo

Autora: Mary W. Shelley

Se la califica de “obra magnífica, siendo la autora una mujer” por Blackwood´s Magazine.

Obra que este 2018 ha cumplido 200 años y que sin embargo, contiene temas universales y que siguen estando en el centro de nuestra atención empezando por la reivindicación de que su autora fue una mujer.

Ideas que surgieron en el Grupo de lectura:

La importancia de la naturaleza para describir el bien/ mal: La naturaleza es inhóspita en toda la obra excepto en la parte que la “criatura” vive escondido y observa a la familia ideal en la granja en donde él se encuentra feliz observando, observando una vida idílica en el campo de unos personajes que no son campesinos.

Pág. 114: Supe del reparto riquezas, de inmensas fortunas y tremendas miserias, de la existencia del rango, el linaje y la pobreza.”

Virtudes más apreciadas: rancio abolengo acompañado de riquezas. Si carecía de ambos era considerado vagabundo, un esclavo destinado a malgastar sus fuerzas en provecho de los pocos elegidos.

La dicótoma entre lo bueno y lo malo con reflexión moral

La reflexión sobre la ética en los descubrimientos científicos, idea tan en boga hoy en día y que ya Mary Shelley lo plasmó en este libro. Se debatió también si en el libro estaba haciendo una crítica a la ciencia “oficial” o a la pseudociencia anterior, o a las dos.

Pág. 41: “ El trabajo de los genios, por muy desorientados que estén, siempre suele revestirse a la larga en sólidas ventajas para la humanidad”.

Pág. 43: “En otros terrenos, se puede avanzar hasta donde han llegado otros antes, en la investigación científica siempre hay materia por descubrir y de la cual asombrarse.”

Pág. 160: Realmente era una obra repugnante la que me ocupaba. En mi primer experimento, una especie de fanático entusiasmo me había impedido ver el horror de lo que hacía, absorto por mi trabajo.”

Pero ahora lo llevaba a cabo a sangre fría y a menudo me asqueaba mi labor (la ciencia por la ciencia)

Pág. 200: “¡Mortal! Exclamé , está endiosado con su sabiduría, más cuánta ignorancia demuestra.”

Una búsqueda de la aprobación y cariño del padre/creador aquí la vida personal de Mary seguro que determinó esta idea aunque es la imperante entre la mayoría de las relaciones parentales: búsqueda de la aprobación paterna en la vida del hijo.

El señalamiento de no tener las mismas oportunidades hombres y mujeres: Contraposición entre Víctor Frankestein y su prima: siendo educados de niños en igualdad de condiciones llegado el momento de la pubertad se diferencia sus caminos por razón de su sexo y no de sus capacidades enviando a Franskestein a la universidad mientras que su prima se queda en el hogar haciendo funciones de cuidados, cuidado de toda la familia, del bienestar emocional de la familia como único objetivo, es el complemento emocional.

También con el ejemplo de la hermana de Walton.

Pág 124: “La vida patriarcal de mis protectores” (esto es una observación de la criatura sobre la familia De Lacey)

La lucha entre el pensamiento científico y el que se consideraba más irracional o nuevo.

El uso de la apariencia física de los personajes para remarcar sus caracteres buenos o bellos y malos o feos (Frankenstein/ criatura más remarcado)

La influencia de cómo se educa y el entorno como determinantes para que un ser sea de una manera o de otra.

Pág. 28: “Los estudios nunca fueron una imposición, siempre teníamos una meta a la vista que nos espoleaba a pro seguirlos. Este era el método, y no la emulación, que nos inducía a aplicarnos sin castigos. Sin métodos habituales pero lo que aprendimos se nos fijó en la memoria con más profundidad.”

Pág. 38: “Ninguno de los padres gozaba de más influencia que el otro, la voz de la autoridad no se oía en nuestro hogar, pero nuestro mutuo afecto nos obligaba a obedecer y satisfacer el más mínimo deseo del otro.”

Pág. 115: “¡Que extraña naturaleza la del saber! Se aferra a la mente, de la cual ha tomado posesión, como el liquen a la roca”

Pág. 142: “Mi alimento no es el mismo que el del hombre, yo no destruyo al cordero o al cabritillo para saciar mi hambre; las bayas y las bellotas son suficiente para mi.”

Mis vicios son los vástagos de una soledad impuesta y que aborrezco; y mis virtudes surgirían necesariamente cuando viviera en armonía con un semejante.

Sentiría el afecto de otro ser y me incorporaría a la cadena de existencia y sucesos que ahora quedo excluido.

La culpa como un sentimiento latente en toda la obra. Si el sentimiento de culpa que plasma la autora es fruto de la tradición judeocristiana o es una crítica que precisamente quiere hacer a esa tradición.

La cobardía de Frankenstein para enfrentarse a las consecuencias de sus obras y el poder con el que se cree legitimado para disponer o no de la vida de la criatura.

Pág. 149: “Fui esclavo de mi criatura”

Se recomendaron la película Mary Shelly y la biografía Mary Wollstonecraft / Mary Shelley de Charlotte Gordon para tener una idea más completa de esta autora a la que le costó que le reconocieran esta obra como suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *