EL FUTURO DEL ANARQUISMO

Lo has adivinado, el futuro eres tú que estás mirándote al espejo y no sabes muy bien qué pensar. Puede que estés pensando al ver tu reflejo que no puede ser, que tú eres una persona sencilla (te consideres o no anarquista) y que intentas llevar una vida lo más cercana a tus ideas.

No eres de grandes discursos sino de leer, reflexionar, repensar y pensar sobre todo lo que lees, escuchas,… desconfías de la propaganda y las noticias que tienen un eco mediático. Eres constante en tu empeño de vivir la vida, de disfrutar, cada vez más consciente de que lo más importante eres tú, cuidarte para poder demostrar con tu vida, con tus hechos las ideas que dominan tu vida.

Para mí el futuro del anarquismo tendrá nombre de mujer, el feminismo en el centro, y tendrá bastante importancia la educación.

Siempre que se habla de futuro la educación hay que ponerla en el centro, llamémosle educación o saber, el saber constante que comienza en la infancia y que nos acompañará toda la vida, porque si hay algo que distingue a un anarquista es su formación constante, siempre interesada en todo. Querer saber para poder comprender, para poder tener un criterio propio y luchar contra todo aquello que se considera injusto o perjudicial para uno mismo o para la comunidad.

Por eso porque el futuro eres tú, somos todas, necesitamos ir construyéndonos poco a poco para poder defender aquello en lo que creemos y sobre todo aplicar las ideas a la vida diaria, la cotidianidad de los hechos basados en ideas porque eso es lo mejor del anarquismo que es una teoría práctica que quién la practica comienza con pequeños cambios, pequeñas aportaciones
pero que poco a poco su vida se va dotando de comportamientos de
comunidad.

Somos una teoría política que se basa en la práctica que persigue el bien común porque el centro son las personas, la naturaleza humana, buscando el apoyo mutuo y la solidaridad.

El futuro también será de reasignación y recuperación de la memoria histórica anarquista, tenemos que dar valor y visibilidad de toda esa herencia anarquista que tenemos los anarquistas de hoy y que tendrán los del futuro porque las ideas han estado siempre en nuestros corazones. El anarquismo del 36 no fue un hecho aislado porque los hechos anarquistas siempre han estado ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *