1 de mayo cuestionando el trabajo

Otro 1 de mayo, otra manifestación-paseo, después fiesta o comida con los compañeros  y mañana todo seguirá igual.
Además de no cambiar y ni siquiera reivincarlo, los sindicatos intentan justificar su existencia luchando por defender el trabajo, por defender unas horas de trabajo por tener más tiempo libre, cuando el tiempo libre no existe para la mayoría ya que lo que hay es tiempo de  recuperación para poder volver a trabajar al día siguiente.
Desde el Grupo Anarquista Apoyo Mutuo nos preguntamos ¿qué es el trabajo? ¿tiene sentido estar hoy día defendiendo esta esclavitud aunque ésta sea más mental que física? Es nuestra obligación cuestionar el trabajo y cuestionar cuales son nuestras metas. La lucha no debe centrarse exclusivamente en mejorar las condiciones laborales.
En la sociedad actual un trabajador feliz renunciará a sus derechos en favor de la empresa, no arriesgará su posición por defender a otras en peor situación, producirá más, no se cuestionará ni su trabajo ni su tiempo empleado, se creerá parte de la empresa e incluso se identificará con la empresa, lo que hará que nada cambie.
El trabajo es el instrumento más potente de control social que sirve al capitalismo para extender su dominio sobre todos los aspectos de la vida. Es un tiempo de obligado cumplimiento en el que hay alguien que se  beneficia  del tiempo dedicado por otros, tiempo durante el cual se imponen  asociaciones, tareas, jerarquías y es anulada nuestra autonomía.
La ruptura con esta mentalidad solo puede llegar a través de una crítica que permita una coherencia entre discurso y práctica. Crítica, que además, ofrezca una alternativa más satisfactoria a este modo de vida alienado. Esta crítica no puede ser otra que la crítica al trabajo como tal.
Nuestros esfuerzos deben ir encaminados hacia la creación de una conciencia de rechazo hacia el trabajo y la propiedad privada, hacia la creación de modos de vida en que no existiese la actividad “trabajo” ni la propiedad privada.

“El  trabajo es la fuente de casi toda la miseria del mundo. Casi todos los  males que puedes mencionar provienen del trabajo o de vivir en un mundo  diseñado para el trabajo. Para dejar de sufrir, tenemos que dejar de  trabajar” … “Nadie debería trabajar”

“La abolición del trabajo” de Bob Black.